Qué es la clarividencia


La clarividencia es la capacidad que tienen ciertas personas en obtener información sobre diversas cosas o individuos utilizando otros sentidos que no son los convencionales. Tradicionalmente llamado el “sexto sentido” se definió a la clarividencia como la capacidad de percibir lo que está oculto de la vista ordinaria.

Cómo funciona la clarividencia

La persona dotada con este don posee una glándula más desarrollada que el resto llamada glándula pineal que lo ayuda a ver imágenes que para el común de las personas pueden estar ocultas.

Las imágenes que ve el individuo con poderes de clarividencia son formas y colores que pueden permanecer solo por un instante en su mente o por un tiempo mucho más largos.

Generalmente lo que hace el clarividente para tener un mayor poder de visión es cerrar los ojos y concentrarse en el objeto. Cuando adquiere una vasta experiencia entonces ya puede practicar su poder con los ojos abiertos.

Cómo comienza la clarividencia

Muchas personas se inician en esta ciencia luego se sufrir una experiencia cercana a la muerte, o por haber sufrido un golpe en la cabeza o un accidente grave. Otras personas inducen su clarividencia en forma artificial ingiriendo estimulantes químicos pero esta práctica no está recomendada debido a los efectos negativos que estas sustancias tiene en el organismo.

Al comenzar a tener poderes clarividentes, se reactivan los chacras y el ADN se reconfigura para poder actuar en consecuencia. Una vez que se comienza a tener esta experiencia extra sensorial, se debe proceder como con cualquier otra actividad es necesario realizar ejercicios en forma periodica para perfeccionarla. Si vosotras adquirís esta habilidad, no olvidéis practicar a diario para perfeccionaros cada vez más.

La clarividencia conecta toda la parte derecha del cerebro con la parte femenina y todo aquello que tiene que ver con la intuición y la creación artística. La energía para activar esta parte del cerebro entra por el lado derecho lo que hace que muchos clarividentes sientan sensaciones en su parte izquierda cuando se concentran para ver algo.

Diferentes tipos de clarividencia

Existen dos tipos de clarividencia que se pueden desarrollar, la clarividencia hacia el pasado o retro cognición que consiste en lograr la capacidad de conocer acontecimientos del pasado de determinada persona.

Existe también la clarividencia del futuro también llamada precognición en la que el subconsciente deduce que sucesos van a ocurrir siempre y cuando no pasen cosas imprevistas. Podéis comparar la precognición con las corazonadas o los presentimientos. Cuando ya el clarividente se transporta hacia planos superiores es cuando encuentra la forma de ver mucho más fácilmente las actitudes del presente y como las mismas inferirán en el futuro.

Para comenzar a incursionar en la clarividencia podéis realizar algunos ejercicios de retrospección como el siguiente: concentraos y meditad en forma profunda, hecho esto tratad de recordar los últimos acontecimientos de su vida que ocurrieron durante ese día, luego intentad recordar los del día anterior y así en forma sucesiva. Veréis que con el tiempo os resultará cada vez más sencillo llegando a recordar inclusive los acontecimientos de la infancia que creíais olvidados.